Periodismo Declarativo: Causas, Argumentos, Críticas.

El periodismo declarativo es uno de los grandes males de nuestro oficio, especialmente cuando invade la información política hasta monopolizarla y convertirla casi en su único registro. Los políticos, y no solo en vísperas electorales, emplean buena parte de su tiempo cotidiano en colocarnos frases, canutazos, declaraciones, entrecomillados, ruedas de prensa y discursos varios a los diferentes medios de comunicación. En ocasiones, además, sin darnos la oportunidad de repreguntar, de pedir aclaraciones o matices o pruebas de algo que el político de turno nos acaba de colocar.

periodismo declarativoA lo largo de los últimos años se vienen observando un fenómeno denominado como periodismo de declaraciones, que consiste en la reproducción más o menos literal de los actos de habla de los actores sociales en los medios de comunicación. Estas palabras son pronunciadas en unos foros a los que se convoca a los medios y cristaliza en lo que Boortin denominó pseudo-acontecimiento. Por una variedad de circunstancias, los medios recurren a este tipo de periodismo, que favorece una dinámica de trabajo en la que éstos tienen una gran dependencia de las fuentes.

El periodismo declarativo crea una dependencia informativa, donde los medios de comunicación dependen de la agenda establecida por las fuentes informativas, especialmente las que ocupan los lugares más relevantes en la jerarquía política, económica, social y cultural, y construyen la realidad social a partir de las declaraciones pronunciadas por los personajes públicos en actividades organizadas con la finalidad de conseguir cobertura mediática.

La interpretación de la realidad queda desplazada en el periodismo declarativo, ya que el periodista se limita a escribir lo que su fuente les dice, controlando de esta manera el flujo de información que convierte a los periodistas en portavoces de un reducido grupo de personas de moda que desvirtúan la realidad.

El periodismo declarativo, al limitarse a trasladar la visión parcial e interesada de las fuentes, implica una minoración o incluso una dejación del papel de mediador que ha de tener el periodista. Desde este punto de vista la noticia se convierte mas en opinión que en información.

Historia del periodismo declarativo

El periodismo declarativo, no es un género periodístico, pero sí una modalidad discursiva que parece estar en el ADN de la prensa latinoamericana. En las salas de redacción es conocida como “declaracioncitas”, término que alude a una enfermedad inflamatoria que afecta a la mayoría de periodistas. Estos creen que las opiniones de las fuentes tienen más importancia que los hechos verificados.

Un grupos de periodistas llego a la conclusión que esta modalidad discursiva guarda estrecha relación con la tradición objetivista del modelo liberal propio de los países anglosajones, como técnica para realizar la función de escrutinio y examen al poder.  Además en la mayoría de los casos, es un recurso muy utilizado para difundir las declaraciones políticas.

De igual forma aseguraron que en la actualidad el periodismo declarativo, se conoce como una forma pasiva de recolección de información que se ha heredado de las prácticas de transmisión obligada del mensaje del régimen, sin cuestionarse ni progresar sobre ellas.

Las interrogantes que surgen en cuanto al periodismo declarativo son:

  1. ¿Por qué el periodismo declarativo está tan enraizado en el ejercicio cotidiano de los profesionales de la información?
  2. ¿Cuáles son las causas de esta tendencia dominante en la oferta noticiosa de los medios?
  3. ¿Tiene alguna influencia en la construcción de la agenda o en la formación de la opinión pública?

Argumentos y causas del periodismo declarativo

  • El periodismo declarativo nace de la necesidad de los periodistas de completar, ampliar sus noticias, con la intención de ofrecerle al lector las dos caras de la moneda, lo que permite afianzar la ética y el profesionalismo del periodista. Esto se da si se utiliza de forma positiva; sin embargo en algunos casos no ocurre de esta manera.
  • Por ejemplo existen muchas compañías dedicadas a la comunicación corporativa que solo se limitan redactar informaciones básicas, es allí donde el periodista se las ingenia y busca ampliar esa información buscando declaraciones de personas, instituciones o partidos políticos, para ampliar la información.
  • También puede ocurrir la falta de tiempo, recursos materiales y humanos. El periodismo declarativo es un modelo barato y fácil.
  • Falta de reflexión interna y autocrítica en los medios de comunicación.
  • Enseñanza en las facultades de Periodismo de técnicas anglosajonas, que incluyen este tipo de prácticas para controlar al poder, aunque se han acabado desvirtuando. Lo que representaría la parte negativa del periodismo declarativo.

Criticas acerca del periodismo declarativo

periodismo declarativoEl periodismo declarativo ha sido criticado por razones como las siguientes:

Periodismo pasivo

Los medios de comunicación se limitan a recibir información, no salen de sus redacciones a buscarla.

  • Se ha comprobado que en la mayoría de los casos, se ha filtrado la información y se distorsiona la realidad a través de los criterios subjetivos de analistas, juristas, constitucionalistas, comentaristas y personas expertas o especialistas.

No se explican los procesos sino momentos inconexos

Ruedas de prensa, declaraciones, comunicados.

  • No se realiza una interpretación significativa de las declaraciones.
  • Algunos periodistas afirman que muchos de sus colegas, así como medios de comunicación y agencias de noticias, abusan del periodismo declarativo para complementar noticias, abandonando otras formas de ampliar las noticias como el uso de datos y estadísticas, antecedentes, comparativas con otras regiones, países o épocas, información sobre legislación relacionada, etc.​

El periodismo declarativo simula la información

Los jefes editores de los diferentes medios de comunicación, escogen las declaraciones que se convierten en opiniones, es decir que simulan la producción de información.

  • La selección de declarantes aparenta un equilibrio informativo, pero la selección de las personas declarantes suele ser subjetiva y llevada por la ideología del medio de comunicación.
  • Se realiza una promoción gratuita de personas estratégicas que, gracias a ello, llegan a ocupar puestos de poder o se convierten en herramientas de presión política.

Genera el llamado efecto Mateo en la comunicación

Quienes comunican, comunican cada vez más, y quienes menos comunican, comunicarán aún menos.

  • En la mayoría de los casos las declaraciones son repetitivas y pierden el sentido noticioso de la información. Lo que las convierte en relleno de espacios, cayendo muchas veces en el amarillismo.​
  • Las declaraciones deben reflejar la diversidad de puntos de vista, no sólo uno o dos.
  • El periodismo declarativo genera un control de la información, especialmente en los políticos, quienes generan el flujo informativo a su favor.
  • La fuente más interesante de una noticia raramente se encuentra en la figura de un portavoz, que generalmente tenderá a proteger a una causa, ya que se le contrata o apoya para esto, sino en informes y artículos de investigación o en figuras con autoridad o cercanía al asunto.

Se reducen las fuentes informativas

Es decir, son pocas personas quienes declaran y el discurso se convierte en una conversación cerrada entre estas personas, de manera que esto contribuye a la reducción de protagonistas y fuentes informativas.

  • Deja fuera habitualmente a movimientos sociales y organizaciones y contribuyendo a la desafección política de la ciudadanía y a la disminución de su participación pública.

Periodismo declarativo debilita la información

periodismo declarativo

  • El periodismo declarativo provoca que la fuente llegue el control de las informaciones y la agenda de los temas según su conveniencia, fuentes que en su mayoría están conformadas por políticos y deportistas.
  • La proliferación de ruedas de prensa en las que no se admiten preguntas, es la mejor prueba de ellos.
  • Así, quien comparece en ellas emite un mensaje pero evita el cuestionamiento.
  • En 2011, varios medios de comunicación, asociaciones de periodistas y periodistas a título individual lanzaron la campaña “Sin preguntas no hay cobertura”, que incluyó un manifiesto, recomendaciones y un icono para informar al público de que la información se ha obtenido en una rueda de prensa sin preguntas.
  • De hecho, ya que no admiten preguntas, se recomienda no llamar a este formato rueda de prensa, sino declaración.​

Referencias 

«Verbos declarativos». Consultado el 8 de enero de 2015.

Pérez, Sara Isabel (20 de abril de 2003). «Verbos de actos de habla y modalidad: una mirada desde el análisis de discurso». Consultado el 8 de enero de 2015.

Casero-Ripollés, Andreu (2012). «Periodismo político en España: concepciones, tensiones y elecciones». CAL, Cuadernos Artesanos de Latina. Consultado el 8 de enero de 2015.

Márquez, Mireya (27 de marzo de 2012). «Valores normativos y prácticas de reporteo en tensión: percepciones profesionales de periodistas en México». Consultado el 8 de enero de 2015.

Darío Buitrón, Rubén (2005). «Nuevos desafíos en las salas de redacción». Revista Latinoamericana de Comunicación Chasqui. Consultado el 8 de enero de 2015.

Sorela Cajiao, Pedro (2002). «El síndrome de la alcachofa o de los periodistas sentados». Consultado el 8 de enero de 2015.

Guzmán, Hugo (29 de mayo de 2014). «Periodismo declarativo». Reporte.cl. Consultado el 8 de enero de 2015.

Caldera-Serrano, Jorge (2007). «El efecto Mateo y la selección documental de elementos onomásticos en información audiovisual televisiva». El profesional de la información. Consultado el 8 de enero de 2015.

Compartir es sinónimo de bondad. Sé bondadoso

Deja un comentario