La Radio: Emitología, Historia, Procesos, Transmisión, Modulación

La radio es la tecnología que utiliza ondas de radio para transportar información, como el sonido, mediante la modulación sistemática de las propiedades de las ondas de energía electromagnética transmitidas a través del espacio, como su amplitud, frecuencia, fase o ancho de pulso. Cuando las ondas de radio golpean un conductor eléctrico, los campos oscilantes inducen una corriente alterna en el conductor. La información en las ondas puede ser extraída y transformada de nuevo en su forma original.

Los sistemas de radio necesitan un transmisor que module (cambie) alguna propiedad de la energía producida para impresionar una señal en ella, por ejemplo usando modulación de amplitud o modulación angular (que puede ser modulación de frecuencia o modulación de fase). Los sistemas de radio también necesitan una antena para convertir las corrientes eléctricas en ondas de radio, y las ondas de radio en una corriente eléctrica. Una antena se puede utilizar tanto para transmitir como para recibir.

la radio

La resonancia eléctrica de los circuitos sintonizados en las radios permite seleccionar frecuencias individuales. La onda electromagnética es interceptada por una antena receptora sintonizada. Un receptor de radio recibe su entrada de una antena y la convierte en una forma que es utilizable para el consumidor, como sonido, imágenes, datos digitales, valores de medición, posiciones de navegación, etc. Las radiofrecuencias ocupan la gama de 3 kHz a 300 GHz, aunque los usos comercialmente importantes de la radio sólo utilizan una pequeña parte de este espectro.

Un sistema de radiocomunicación requiere un transmisor y un receptor, cada uno de los cuales tiene una antena y un equipo terminal apropiado, como un micrófono en el transmisor y un altavoz en el receptor en el caso de un sistema de comunicación por voz.

Etimología

El término “radio” se deriva de la palabra latina “radio”, que significa “habló de una rueda, un rayo de luz, un rayo”. Se aplicó por primera vez a las comunicaciones en 1881 cuando, por sugerencia del científico francés Ernest Mercadier, Alexander Graham Bell adoptó “radioteléfono” (que significa “sonido irradiado”) como nombre alternativo para su sistema de transmisión óptica por foto teléfono. Sin embargo, esta invención no sería ampliamente adoptada.

Después de que Heinrich Hertz estableciera la existencia de radiación electromagnética a finales de la década de 1880, se utilizó inicialmente una variedad de términos para referirse al fenómeno, con descripciones tempranas de la radiación misma que incluían “ondas hertzianas”, “ondas eléctricas” y “ondas éter”, mientras que las frases que describían su uso en comunicaciones incluían “telegrafía de chispa”, “telegrafía espacial”, “aerografía” y, finalmente y más comúnmente, “telegrafía inalámbrica”.

Sin embargo, “inalámbrico” incluía una amplia variedad de tecnologías electrónicas relacionadas, incluyendo inducción electrostática, inducción electromagnética y conducción acuática y terrestre, por lo que era necesario un término más preciso que se refiriera exclusivamente a la radiación electromagnética.

Procesos

Los sistemas de radio utilizados para la comunicación tienen los siguientes elementos. Con más de 100 años de desarrollo, cada proceso se lleva a cabo mediante una amplia gama de métodos, especializados para diferentes fines de comunicación.

Transmisor y modulación

Cada sistema contiene un transmisor, que consiste en una fuente de energía eléctrica, produciendo corriente alterna de una frecuencia de oscilación deseada. El transmisor contiene un sistema para modular (cambiar) alguna propiedad de la energía producida para impresionar una señal en él.

Esta modulación puede ser tan simple como encender y apagar la energía, o alterar propiedades más sutiles como la amplitud, frecuencia, fase, o combinaciones de estas propiedades. El transmisor envía la energía eléctrica modulada a una antena resonante sintonizada; esta estructura convierte la corriente alterna rápidamente cambiante en una onda electromagnética que puede moverse a través del espacio libre (a veces con una polarización particular).

Una señal de audio (arriba) puede ser transmitida por una onda de radio AM o FM.

Para que esto funcione correctamente va a depender de la calidad de la señal que se transmita en concordancia con la información que se está enviando, que dará como resultado  la modulación de amplitud perfecta. Por ejemplo, se pueden utilizar cambios en la intensidad de la señal para reflejar los sonidos que debe reproducir un altavoz o para especificar la intensidad de la luz de los píxeles de la televisión.

Fue el método utilizado para las primeras transmisiones de audio por radio, y sigue utilizándose en la actualidad. “El término “AM” se utiliza a menudo para referirse a la banda de radiodifusión de onda media (véase la radio AM), pero se utiliza en diversos servicios de radiotelefonía, como la Banda Ciudadana, la radio-afición y, sobre todo, en la aviación, debido a su capacidad de ser recibida en condiciones de señal muy débil y a su inmunidad al efecto de captura, lo que permite que se escuche más de una señal simultáneamente.

Se ha comprobado que la modulación de frecuencia, ira variando según la portadora, sujeto al valor inmediato de la señal de entrada. La FM tiene el “efecto de captura”, por el que un receptor sólo recibe la señal más fuerte, incluso cuando hay otros presentes. Es importante destacar que los datos digitales, se pueden ajustar a la frecuencia de la portadora  de manera discreta, técnica conocida como modulación por desplazamiento de frecuencia.

FM se utiliza comúnmente en frecuencias de radio de Muy Alta Frecuencia (VHF) para transmisiones de música y voz de alta fidelidad (ver Transmisión FM). El sonido de la televisión analógica también se transmite usando FM. La modulación angular altera la fase instantánea de la onda portadora para transmitir una señal.

Antena

Antenas de televisión en el techo. Las antenas Yagi-Uda como estas seis son ampliamente usadas en frecuencias VHF y UHF. Una antena (o antena) es un dispositivo eléctrico que convierte las corrientes eléctricas en ondas de radio, y viceversa. Normalmente se utiliza con un radiotransmisor o un receptor de radio. En la transmisión, un radiotransmisor suministra una corriente eléctrica que oscila en radiofrecuencia (es decir, CA de alta frecuencia) a los terminales de la antena, y la antena irradia la energía de la corriente en forma de ondas electromagnéticas (ondas de radio).

En recepción, una antena intercepta parte de la potencia de una onda electromagnética para producir una pequeña tensión en sus terminales, que se aplica a un receptor a amplificar. Algunas antenas pueden utilizarse tanto para transmitir como para recibir, incluso simultáneamente, dependiendo del equipo conectado.

Propagación

Una vez generadas, las ondas electromagnéticas viajan a través del espacio ya sea directamente, o tienen su trayectoria alterada por reflexión, refracción o difracción. La intensidad de las ondas disminuye debido a la dispersión geométrica (la ley del cuadrado inverso); algo de energía también puede ser absorbida por el medio intermedio en algunos casos.

El ruido generalmente altera la señal deseada; esta interferencia electromagnética proviene de fuentes naturales, así como de fuentes artificiales como otros transmisores y radiadores accidentales. El ruido también se produce en cada paso debido a las propiedades inherentes de los dispositivos utilizados. Si la magnitud del ruido es lo suficientemente grande, la señal deseada ya no será discernible; la relación señal/ruido es el límite fundamental del alcance de las comunicaciones radioeléctricas.

Resonancia

La resonancia eléctrica de los circuitos sintonizados en las radios permite seleccionar estaciones individuales. Un circuito resonante responderá fuertemente a una frecuencia particular, y mucho menos a frecuencias diferentes. Esto permite que el receptor de radio discrimine entre múltiples señales que difieren en frecuencia.

Receptor y demodulación

Un receptor de cristal, consistente en una antena, bobina electromagnética ajustable, rectificador de cristal, condensador, auriculares y conexión a tierra.

La onda electromagnética es interceptada por una antena receptora sintonizada; esta estructura captura parte de la energía de la onda y la devuelve en forma de corrientes eléctricas oscilantes. En el receptor, estas corrientes son demoduladas, que es la conversión a una forma de señal utilizable por un subsistema de detector. El receptor está “sintonizado” para responder preferentemente a las señales deseadas y rechazar las señales no deseadas.

Los primeros sistemas de radio dependían enteramente de la energía recogida por una antena para producir señales para el operador. La radio se hizo más útil después de la invención de dispositivos electrónicos como el tubo de vacío y más tarde el transistor, que permitió amplificar las señales débiles.

Hoy en día, los sistemas de radio se utilizan para aplicaciones que van desde los juguetes infantiles con walkie-talkie hasta el control de vehículos espaciales, así como para la radiodifusión y muchas otras aplicaciones. Un receptor de radio recibe su entrada de una antena, utiliza filtros electrónicos para separar una señal de radio deseada de todas las demás señales recogidas por esta antena, la amplifica hasta un nivel adecuado para su procesamiento posterior y, finalmente, la convierte, mediante demodulación y descodificación, en una forma utilizable por el consumidor, como sonido, imágenes, datos digitales, valores de medición, posiciones de navegación, etc.

Banda de radio

Sistemas de comunicación

Un sistema de radiocomunicación envía señales por radio. Los tipos de sistemas de radiocomunicaciones desplegados dependen de la tecnología, las normas, la reglamentación, la atribución del espectro radioeléctrico, las necesidades de los usuarios, el posicionamiento del servicio y la inversión.

El equipo de radio involucrado en los sistemas de comunicación incluye un transmisor y un receptor, cada uno de los cuales tiene una antena y un equipo terminal apropiado, como un micrófono en el transmisor y un altavoz en el receptor en el caso de un sistema de comunicación por voz. La potencia consumida en una estación transmisora varía en función de la distancia de comunicación y de las condiciones de transmisión.

la radio

La potencia recibida en la estación receptora suele ser sólo una pequeña fracción de la salida del transmisor, ya que la comunicación depende de la recepción de la información, no de la energía, que se transmitió. Los sistemas clásicos de radiocomunicaciones utilizan la multiplexación por división de frecuencia (MDF) como estrategia para dividir y compartir el ancho de banda de radiofrecuencia disponible para el uso simultáneo de las comunicaciones de las distintas partes. Los sistemas modernos de radiocomunicación incluyen los que dividen una banda de radiofrecuencia por multiplexación por división en el tiempo (TDM) y multiplexación por división en código (CDM) como alternativas a la estrategia clásica de la FDM.

Estos sistemas ofrecen diferentes compensaciones en el apoyo a múltiples usuarios, más allá de la estrategia FDM, que era ideal para la radio de difusión, pero no tanto para aplicaciones como la telefonía móvil. Un sistema de radiocomunicación sólo puede enviar información de una manera. Por ejemplo, en la radiodifusión un solo transmisor envía señales a muchos receptores. Dos estaciones pueden turnarse para enviar y recibir, usando una sola frecuencia de radio; esto se llama “simplex”. Utilizando dos radiofrecuencias, dos estaciones pueden enviar y recibir señales de forma continua y simultánea, lo que se denomina funcionamiento “dúplex”.

Historia

Descubrir datos acerca de la historia de la radio, puede resultar interesante, ya que para que este invento surgiera, varios investigadores dieron su aporte logrando demostrar a través de varios experimentos que las ondas electromagnéticas podían propagarse a través del espacio libre. Los efectos de las ondas electromagnéticas (en ese entonces inexplicable comportamiento de chispa de “acción a distancia”) fueron observados antes y después del trabajo de Maxwell por muchos inventores y experimentadores, incluyendo a George Adams (1780-1784), entres otros científicos que confirmaron la teoría.

A partir de finales de 1894, Guglielmo Marconi comenzó a perseguir la idea de construir un sistema de telegrafía inalámbrica basado en ondas hertzianas (radio). Marconi obtuvo una patente sobre el sistema en 1896 y lo convirtió en un sistema de comunicación comercial en los próximos años.

Indagando un poco más sobre la historia de la creación de la radio, descubrimos que a principios del siglo XX, solo podían ser transmitidos códigos en forma de onda continua. Sin embargo los investigadores en sus intentos por mejorar e incorporales nuevas tecnologías lograron la modulación de amplitud para la voz y la música, que no obtuvo el éxito esperado, esto ocurrió entre 1900 y 1906. Sin embargo este proceso se acelero durante la Primera Guerra Mundial, donde el auge de la radio surge para cubrir las necesidades militares.

Esta caja electromagnética cobró fuerza con la ampliación electrónica que la convirtió de un simple aparato a lo que hoy en día conocernos como el mejor invento para entretener, informar a las personas, es decir un electrodoméstico indispensable. La Guerra dio paso a la comercialización de estos espacios y ondas electromagnéticas  y en 1920, paso hacer el más importante medio de comunicación que movía masas y sumaba más seguidores en el mundo del entretenimiento. La Segunda Guerra Mundial volvió a acelerar el desarrollo de la radio para las comunicaciones aéreas y terrestres, la radio-navegación y los radares en tiempos de guerra.

Luego de este episodio, se retomaron las investigaciones  acerca de la televisión  que fueron interrumpidos que uno años después se convirtió en un medio de comunicación de gran relevancia. La radiodifusión de radio en FM estéreo tuvo lugar a partir de la década de 1930 en los Estados Unidos y desplazó a la radiodifusión en modulación de amplitud como norma comercial dominante en la década de 1960, y a partir de ese momento la radiodifusión en modulación de amplitud se convirtió en la norma comercial dominante en los Estados Unidos.

Usos de la radio

Para una cobertura más amplia relacionada con este tema, véase Espectro radioeléctrico § Aplicaciones. Los primeros usos eran marítimos, para el envío de mensajes telegráficos utilizando código Morse entre barcos y tierra. Los primeros usuarios incluyeron a la Armada Japonesa explorando la flota rusa durante la Batalla de Tsushima en 1905.

Uno de los usos más memorables de la telegrafía marina fue durante el hundimiento del RMS Titanic en 1912, incluyendo las comunicaciones entre los operadores en el barco que se hundía y los barcos cercanos, y las comunicaciones a las estaciones costeras que enumeraban a los sobrevivientes.

La radio se usó para transmitir órdenes y comunicaciones entre ejércitos y armadas de ambos bandos en la Primera Guerra Mundial; Alemania usó las comunicaciones por radio para mensajes diplomáticos una vez que descubrió que sus cables submarinos habían sido interceptados por los británicos. Durante la guerra, Estados Unidos transmitió por radio a Alemania los Catorce Puntos del Presidente Woodrow Wilson.

La radiodifusión comenzó desde San José, California, en 1909 y se hizo factible en la década de 1920, con la introducción generalizada de receptores de radio, particularmente en Europa y Estados Unidos. Además de la radiodifusión, la radiodifusión punto a punto, incluidos los mensajes telefónicos y los repetidores de programas de radio, se generalizó en las décadas de 1920 y 1930. Otro uso de la radio en los años de preguerra fue el desarrollo de la detección y localización de aeronaves y barcos mediante el uso de radares (RAdio Detection And Ranging).

Hoy en día, la radio adopta muchas formas, incluidas las redes inalámbricas y las comunicaciones móviles de todo tipo, así como la radiodifusión. Antes del advenimiento de la televisión, las emisiones de radio comerciales incluían no sólo noticias y música, sino también dramas, comedias, programas de variedades y muchas otras formas de entretenimiento (la era de finales de la década de 1920 a mediados de la década de 1950 se conoce comúnmente como la “Edad de Oro” de la radio). La radio era única entre los métodos de presentación dramática en el sentido de que sólo utilizaba sonido. Para más información, consulte la programación de radio.

Audio

radio

La radio AM utiliza modulación de amplitud, en la que la amplitud de la señal transmitida se hace proporcional a la amplitud de sonido capturada (transductada) por el micrófono, mientras que la frecuencia transmitida permanece inalterada. Las transmisiones se ven afectadas por la estática y la interferencia porque los rayos y otras fuentes de emisiones de radio en la misma frecuencia añaden sus amplitudes a la amplitud transmitida originalmente.

A principios del siglo XX, las emisoras de radio AM norteamericanas emitían con potencias de hasta 500 kW, y algunas de ellas podían escucharse en todo el mundo; los transmisores de estas emisoras fueron requisados para uso militar por el Gobierno de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Actualmente, la potencia máxima de transmisión para una estación de radio AM civil en los Estados Unidos y Canadá es de 50 kW, y la mayoría de las estaciones que emiten señales tan potentes ya tenían derechos adquiridos (véase la lista de estaciones de radio AM de 50 kW en los Estados Unidos).

Radio bidireccional

Las radios de voz para aviación utilizan la banda VHF AM de la aeronave. AM se utiliza para que se puedan recibir varias estaciones en el mismo canal. (El uso de FM resultaría en estaciones más fuertes bloqueando la recepción de estaciones más débiles debido al efecto de captura de FM). Los aviones vuelan lo suficientemente alto como para que sus transmisores puedan ser recibidos a cientos de millas de distancia, aunque estén usando VHF. Degen DE1103, un mini receptor mundial avanzado con modulación de banda lateral simple y conversión dual

Las radios de voz marítimas pueden utilizar la voz de banda lateral única (BLU) en el espectro radioeléctrico de onda corta de alta frecuencia (ondas decamétricas-3 MHz a 30 MHz) para rangos muy largos o la radio VHF marítima / FM de banda estrecha en el espectro VHF para rangos mucho más cortos. La FM de banda estrecha sacrifica la fidelidad para que haya más canales disponibles dentro del espectro radioeléctrico, utilizando una gama más pequeña de frecuencias de radio, generalmente con cinco kHz de desviación, en comparación con los 75 kHz utilizados por las emisiones comerciales de FM y los 25 kHz utilizados para el sonido de televisión.

Telefonía

Los teléfonos móviles transmiten a un sitio celular local (transmisor/receptor) que finalmente se conecta a la red telefónica pública conmutada (RTPC) a través de fibra óptica o radio de microondas y otros elementos de la red. Cuando el teléfono móvil se acerca al borde del área de cobertura de radio del sitio de la célula, la computadora central cambia el teléfono a una nueva célula. Los teléfonos celulares originalmente usaban FM, pero ahora la mayoría usan esquemas de modulación digital GSM o CDMA. Los teléfonos satelitales utilizan satélites en lugar de torres de telefonía celular para comunicarse.

Video

La televisión analógica envía la imagen como AM y el sonido como AM o FM, con la portadora de sonido a una frecuencia fija (4,5 MHz en el sistema NTSC) alejada de la portadora de vídeo. La televisión analógica también utiliza una banda lateral vestigial en la portadora de vídeo para reducir el ancho de banda necesario. La televisión digital utiliza modulación 8VSB en Norteamérica (bajo el estándar de televisión digital ATSC) y modulación COFDM en otras partes del mundo (usando el estándar DVB-T).

Radio-navegación

Todos los sistemas de navegación por satélite utilizan satélites con relojes de precisión. El satélite transmite su posición y la hora de la transmisión. El receptor escucha cuatro satélites y puede calcular su posición como si estuviera en una línea tangente a una envoltura esférica alrededor de cada satélite, determinada por el tiempo de vuelo de las señales de radio del satélite. Una computadora en el receptor hace las cuentas.

La radiogoniometría es la forma más antigua de radionavegación. Antes de 1960 los navegadores utilizaban antenas de bucle móvil para localizar estaciones comerciales de AM cerca de las ciudades. En algunos casos utilizaron balizas de radio-localización marina, que comparten una gama de frecuencias justo por encima de la radio AM con los operadores de radioaficionados. Los sistemas LORAN también utilizaban señales de radio de tiempo de vuelo, pero de estaciones de radio en tierra.

Radar

El radar (Radio Detection And Ranging) detecta objetos a distancia haciendo rebotar ondas de radio sobre ellos. El retardo causado por el eco mide la distancia. La dirección del haz determina la dirección de la reflexión. La polarización y la frecuencia del retorno pueden detectar el tipo de superficie. Los radares de navegación exploran un área amplia de dos a cuatro veces por minuto. Utilizan ondas muy cortas que se reflejan desde la tierra y la piedra. Son comunes en los barcos comerciales y en los aviones comerciales de larga distancia.

Los radares de propósito general generalmente usan frecuencias de radar de navegación, pero modulan y polarizan el pulso para que el receptor pueda determinar el tipo de superficie del reflector. Los mejores radares de propósito general distinguen la lluvia de tormentas fuertes, así como la tierra y los vehículos. Algunos pueden superponer datos de sonar y datos de mapas desde la posición GPS.

Radio digital

La mayoría de los nuevos sistemas de radio son digitales, incluyendo la televisión digital, la radio satelital y la radiodifusión de audio digital. La forma más antigua de difusión digital era la telegrafía de brecha de chispa, utilizada por pioneros como Popov o Marconi. Pulsando la tecla, el operador podía enviar mensajes en código Morse activando un descargador de chispa conmutador rotativo.

El conmutador giratorio producía un tono en el receptor, donde un simple espacio de chispa produciría un silbido, indistinguible de la estática. Los transmisores de chispas ahora son ilegales, porque sus transmisiones abarcan varios cientos de megahercios. Esto es un gran desperdicio tanto de frecuencias de radio como de energía.

Calentamiento por radiofrecuencia

Por lo general, la energía de radiofrecuencia generada para el calentamiento de objetos no está destinada a irradiar fuera del equipo generador, para evitar interferencias con otras señales de radio. Los hornos de microondas utilizan ondas de radio intensas para calentar los alimentos. El equipo de diatermia se utiliza en cirugía para sellar los vasos sanguíneos.

Servicio de radioaficionado

radio

La radio-afición, también conocida como “radioafición”, es un pasatiempo en el que los entusiastas tienen licencia para comunicarse en varias bandas del espectro de radiofrecuencias de forma no comercial y para sus propios experimentos. También pueden proporcionar asistencia de emergencia y de servicios en circunstancias excepcionales. Esta contribución ha sido muy beneficiosa para salvar vidas en muchos casos.

Los radioaficionados utilizan una variedad de modos, incluyendo los eficientes como el código Morse y los experimentales como la radio experimental de baja frecuencia. Los radioaficionados fueron pioneros en varias formas de radio y posteriormente adquirieron importancia comercial, entre ellas la FM, la banda lateral única (BLU), la AM, la radio digital por paquetes y los repetidores de satélite. Algunas frecuencias de aficionados pueden ser interrumpidas ilegalmente por el servicio de Internet por línea eléctrica.

Servicios de radio sin licencia

Los servicios de radio personales sin licencia y autorizados por el gobierno, como la radio de banda ciudadana en Australia, la mayor parte de las Américas y Europa, y el Servicio de Radio Familiar y el Servicio de Radio de Uso Múltiple en América del Norte, existen para proporcionar una comunicación sencilla, por lo general de corto alcance para individuos y grupos pequeños, sin los gastos generales de la concesión de licencias. Existen servicios similares en otras partes del mundo. Estos servicios de radio implican el uso de unidades de mano.

Las estaciones de radio gratuitas, a veces llamadas radio pirata o estaciones “clandestinas”, son estaciones de radio no autorizada, sin licencia e ilegal. Estos son a menudo transmisores de baja potencia operados en horarios esporádicos por aficionados, activistas comunitarios o disidentes políticos y culturales. Algunas estaciones piratas que operan en alta mar en partes de Europa y el Reino Unido se asemejan más a las estaciones legales, manteniendo horarios regulares, usando alta potencia y vendiendo tiempo de publicidad comercial.

Mando a distancia (RC)

Los mandos a distancia por radio utilizan ondas de radio para transmitir datos de control a un objeto remoto, como en algunas de las primeras formas de misiles guiados, en algunos de los primeros mandos de televisión y en una serie de modelos de barcos, coches y aviones. En la actualidad, los grandes equipos industriales teledirigidos, como las grúas y las locomotoras de conmutación, suelen utilizar técnicas de radio digital para garantizar la seguridad y la fiabilidad.

Referencias

 Diccionario de la electrónica por Rudolf F. Graf (1974). Página 467.

 “Radio-Electrónica, ”Tecnología de Receptor de Radio”.” Radio-electronics.com. Recuperado en 2014-08-02.

 El Espectro Electromagnético, Universidad de Tennessee, Departamento de Física y Astronomía

  1. K. Puri (2004). Física y Electrónica del Estado Sólido. S. Chand. ISBN 81-219-1475-2.

 “Producción de Sonido por Energía Radiante” por Alexander Graham Bell, Popular Science Monthly, julio de 1881, páginas 329-330: “[N]os hemos llamado al aparato para la producción y reproducción de sonido de esta manera el “fototeléfono”, porque un rayo de luz ordinario contiene los rayos que son operativos. Para evitar en el futuro cualquier malentendido sobre este punto, hemos decidido adoptar el término “radioteléfono”, propuesto por M. Mercadier, como un término general que significa la producción de sonido por cualquier forma de energía radiante…”.

 “El Génesis de la Telegrafía Inalámbrica” por A. Frederick Collins, Electrical World and Engineer, 10 de mayo de 1902, página 811.

Compartir es sinónimo de bondad. Sé bondadoso

Licda. En Comunicación Social, mención Comunicación y Desarrollo con 16 años en el ejercicio del periodismo, ahora Redactora Web Maracay- Venezuela

Deja un comentario